¿Qué son los alimentos nutracéuticos o funcionales?

31 enero, 2012

Después de haber escuchado estas dos palabras ya en muchas ocasiones nos dimos a la tarea de buscar que encontrábamos para salir de la duda y, debemos confesar,  que lo encontrado es bastante grato y muy saludable.

Si nos permites, nos pondremos algo escolares para darte los primeros detalles. El término nutracéutico fue acuñado desde “nutrición” y “farmacéutico” en 1989 por el Dr. Stephen DeFelice, Presidente de la Fundación para la Innovación en Medicina (Foundation for Innovation in Medicine, FIM), en Cranfor, Nueva Jersey, Estados Unidos.

El Dr. DeFelice definió los Nutracéuticos como aquellos “alimentos o parte de un alimento que proporcionan beneficios médicos o para la salud, incluyendo la prevención y/o el tratamiento de enfermedades”.

En  otras palabras, se define como alimento funcional o nutracéutico  aquel que contiene un componente (nutriente o no) con efecto selectivo positivo sobre una o varias funciones del organismo. Es decir, un alimento nutracéutico es aquel que tiene un efecto fisiológico positivo sin importar si además tiene o no un valor nutricional.

En resumen, son  productos elaborados a partir de un alimento que han demostrado tener propiedades fisiológicas beneficiosas para la salud.

Las formas en que podemos encontrar a los alimentos funcionales o nutracéuticos son diversas, recuerdas el calcio o la vitamina D en la leche, los minerales y/o vitaminas en los cereales, el Omega 3 en la mayonesa, las pastillas de fibra vegetal, las cápsulas antioxidantes…

Hablar de nutracéuticos es meternos en una  categoría muy amplia de productos, sin embargo, hay algunas cosas que todos tienen en común,  todos deben cumplir con los siguientes criterios antes de salir al mercado:

-Ser productos de origen natural.

-Aislados y purificados por métodos no desnaturalizantes.

-Que aporten efectos beneficiosos para la salud:

-Mejora de una o más funciones fisiológicas

-Acción preventiva y/o curativa

-Mejora de la calidad de vida

-Que aporten estabilidad temporal.

-Análisis de estabilidad y toxicología.

-Análisis químico.

-Estudios reproducibles de sus propiedades bioactivas.

-Proceso de desarrollo y validación siguiendo criterios científicos equiparables a cualquier otro medicamento (Criterios FDA).

-Que aporten reproducibilidad, calidad, seguridad y eficacia.

Algunos ejemplos de alimentos nutracéuticos son:

-La leche de cabra, vino tinto, las frutas pigmentadas, que ayudan a tener una mejor salud arterial.

-El brócolí que se considera un preventivo del Cáncer.

-Fresas, Cerezas, Kiwi, Tomate, Papaya, Té verde como antioxidantes.

-Linaza, Cebada, Trigo, Tomate, maíz amarillo y algunas flores, contienen fibra que ayudan a la digestión.

-Es importante tener una alimentación que cubra los cuatro grupos alimenticios que son:

  • Lácteos
  •  Carne roja ó blanca, huevo.
  •  Frutas y verduras
  • Grasas
  • Granos.

Llevando a cabo una dieta que contenga un poco de cada uno de estos grupos y complementadola con una rutina de ejercicio, te mantendrás sano y en tu peso.

Fuente: http://www.jano.es/ficheros/sumarios/1/0/1621/86/1v0n1621a13093013pdf001.pdf Centro medico de Atención primaria EAP Raval Sud, Barcelona-España.

Anuncios

Algunos datos sobre la Diabetes en México

30 enero, 2012

Sin duda alguna es un tema del que teníamos que hablar. La Diabetes, según la Federación Internacional de Diabetes (FID), afecta a 285 millones de personas en el mundo. Las últimas cifras del Diabetes Atlas de la FID indican que las personas de países de renta medio-baja (PRB) están soportando todo el peso de la epidemia y que la enfermedad está afectando a más personas en edad laboral de lo que previamente se creía. Se espera que esta enfermedad alcance a 438 millones de personas en 2030 si no se toman las medidas adecuadas.

Por ello, como puedes ver, la Diabetes es un tema de interés mundial, pero en México sin duda alguna también debemos ponerle especial atención y, por ello, nos dimos a la tarea de rascarle a los números y estos son algunos de los interesantes y preocupantes datos que encontramos sobre la Diabetes en México:

 Según información recabada en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (ENSANUT), la prevalecia de Diabetes aumentó en 14%, lo que representa un total aproximado de 8 millones de personas con Diabetes en toda la República Mexicana.

La población en México de personas con Diabetes fluctúa entre los 6.5 y los 10 millones.

Prevalencia nacional de 10.7%  en personas entre 20 y 69 años).

Incidencia de Diabetes tipo 1 de 0-14 años, 2009 (1.5 por cada 100,000 niños).

Muertes masculinas a causa de Diabetes (20 a 79 años) 24 mil 994 en el año 2009.

Fallecimientos femeninos causa de Diabetes (20 a 79 años)  29 mil 898 en el año 2009.

En la frontera entre México y Estados Unidos la prevalencia de Diabetes es de 15%.

2 de cada 3 mexicanos tienen sobrepeso u obesidad (prevalencia nacional de obesidad: 24.4%).

90% de las personas que padecen Diabetes presentan el tipo 2 de la enfermedad.

13 de cada 100 muertes en México son provocadas por la Diabetes.

El grupo de edad con más muertes por Diabetes se ubica entre los 40 y los 55 años.

En personas de 40-59 años, 1 de cada 4 muertes se debe a complicaciones de la Diabetes.

Actualmente 1 de cada 3 muertes en México reporta Diabetes como causa secundaria.

En promedio los hombres con Diabetes mueren a una edad más temprana, 67, contra 70 años en promedio que viven las mujeres.

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) indica que el gasto anual por Diabetes para instituciones de salud equivale a 475 millones de pesos para la Secretaría de Salud.

En el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), durante 2004, la Diabetes fue la quinta causa de estancia hospitalaria. Equivalente a 219 millones de pesos, además invirtió 40 millones de pesos en medicamentos y estudios y casi 205, 000 días de incapacidad.

En 2004 el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destinó aproximadamente 15 mil pesos para la atención de cada uno de sus derechohabientes con Diabetes.

De cada 100 personas con Diabetes, 14 presentan nefropatía (daño en riñón), 10 desarrollan neuropatía (daño en sistema nervioso), 10 sufren de pie diabético (una de cada 3 termina en amputación) y 5 padecen ceguera.

El paciente con Diabetes tiene tres veces más riesgo de cardiopatía o enfermedad cerebrovascular además de presentar trastorno depresivo y cambios de personalidad.

Viendo lo anterior no tenemos otra cosa que decir más que informate, consulta a tu médico y visitalo regularmente, no hay mejor camino a la salud que la prevención.  

Image Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT)


Confrontando los antojos

27 enero, 2012

Incluso los planes de alimentación más sanos pueden verse amenazados por los antojos, pero puedes manejar la tentación, ya sea que tu objetivo sea mantener o perder peso. He aquí cómo:

Determina si en verdad tienes hambre o sólo tienes un antojo con estos ejemplos.

Hambre física

Antojo psicológico

Desencadenantes

Omitiste una comida

Comercial de TV, pasaste por un restaurante, estás aburrido, enojado o solo.

Síntomas

Gruñidos en estómago, dolor de cabeza o debilidad

Compulsión mental y antojos

Deseo de comer

Cualquier alimento sano

El postre que mi amigo

está comiendo

Si tienes hambre, come algo saludable pero, si es un antojo psicológico, ignóralo por medio de los siguientes pasos:

■ Espera un rato. Cuando más, el antojo durará 20 minutos. No tienes que vivir para siempre sin papas fritas, sólo durante los siguientes 20 minutos.

■ Maneja de modo activo tu antojo. Distráete llamando a un amigo, usa un diálogo interno para recordarte cómo se verá afectada tu salud si cedes, o haz algo, como ir a caminar.

Haz planes para incluir una pequeña cantidad de alimentos no saludables en tu dieta. Saber que comerás un postre cada vez que salgas con amigos los viernes por la noche, por ejemplo, puede ayudarte a evitar los alimentos chatarra durante la semana.

Anticípate a los antojos y confía en tu capacidad de manejarlos.

clinica_mayo


¿Como reducir el estrés mientras dejas de fumar?

26 enero, 2012

Dejar de fumar puede parecerte lo más difícil del mundo, ¡lo has intentado tantas veces sin éxito! Pero no debes darte por vencido(a). ¡Anímate! Las ventajas son muchas y los beneficios para tu salud serán aún mayores. ¿Qué esperas para disfrutarlos? Si te provoca tensión tan sólo pensar que no podrás encender un cigarrillo más, y temes que la ansiedad no te permita lograr tu objetivo, he aquí algunas claves para reducir el estrés mientras dejas de fumar.

Dejar de fumar es un gran logro. Ya sabes que el tabaco le hace mucho daño a tu salud y a la de quienes deben respirar el humo de los cigarrillos que tú fumas. Seguramente has escuchado que este hábito le hace daño a tus pulmones, al corazón y a la piel, que aumenta las posibilidades de que tengas cáncer en el futuro, por sólo mencionar algunas de sus consecuencias negativas.

Lo dicen hasta las cajetillas de cigarrillos: “El fumar es perjudicial para la salud”. Pero todo eso no es suficiente para que tomes la decisión y abandones el hábito para siempre. Tampoco te ayuda pensar que el cigarrillo te deja mal olor, que afecta tu sentido del olfato, que te genera un gasto extra innecesario y muchos otros factores que van más allá de la salud.

Si nada hace que puedas dejar el hábito y ya lo has intentado antes, y la ansiedad y la tensión que te genera el solo hecho de privarte de un cigarrillo hace que vuelvas a caer en la tentación, he aquí siete claves para combatir el estrés mientras dejas de fumar, para que la próxima vez que te enfrentes a esta situación no te rindas ante una nube de humo.

Regla número 1: cambia tu forma de pensar. Dejar de fumar no tiene por qué ser tan difícil, sólo que estás tan acostumbrado(a) a escucharlo que te has convencido de que no podrás vivir sin un cigarrillo en la mano. Sin embargo, es posible que seas una persona exitosa que alcanza las metas que se propone, e incluso que cuida mucho su salud, excepto que no puedes dejar el tabaco. Piénsalo de este modo: dejas de fumar cada vez que apagas un cigarrillo, ¿qué es lo que te lleva a prender otro? ¿es la ansiedad?

Regla número 2: sé prevenido(a). Si vas a tomar la decisión de dejar el tabaco, ten en cuenta que te esperan unas semanas difíciles. En realidad, se considera que la adicción física al cigarrillo desaparece luego de los primeros días o semanas de abandonarlo. Sin embargo, muchas veces los nervios son traicioneros y la tentación es más fuerte. Debes de estar consciente de esto y prepárate para enfrentarte a eso. Algo que puede ayudarte, por ejemplo, es pensar en una buena razón para dejar de fumar, la que más te estimule a no retomar el hábito ante situaciones difíciles y, por ejemplo, repetírtelo a ti mismo(a) cuando estés en una fiesta donde sabes que habrá otros fumadores y tú, en contra de lo que todos esperan, esta vez dirás: “No, gracias, ya no fumo”.

Regla número 3: busca una actividad que te guste. Estarás haciendo bastante esfuerzo para evitar caer en la tentación. No dudes en darte un gusto y hacer esas cosas que te hacen sentir tan bien. Puedes comprarte un CD de tu grupo o de tu artista favorito (incluso, puedes usar el dinero que estás ahorrando de los cigarrillos), y escucharlo en esos momentos de tensión, en los cuales extrañes tomar el encendedor para reiterar ese hábito del cual ya estás liberado(a).

Regla número 4: comienza una rutina de ejercicios. El deporte y la actividad física son los mejores aliados a la hora de combatir el estrés ya que te ayudan a liberar tensiones y cambian la energía de tus pensamientos.

Regla número 5: no bajes la guardia y piensa siempre positivo. Cada vez que te veas tentado(a),  puedes repetirte esa gran razón que te ha impulsado a tomar la decisión y repítete internamente que no necesitas fumar y que puedes pasar los buenos y los malos momentos por ti mismo(a), sin la ayuda del cigarrillo. De hecho, el cigarrillo no resuelve tus problemas ni te ayuda a sentirte más seguro(a) en ningún evento social, sólo que hasta ahora no te habías dado cuenta.

Regla número 6: procura evitar preocuparte por los problemas a largo plazo. En este el momento te preocupa el que no vuelvas a encender un cigarrillo nunca más. Busca una solución práctica a los problemas inmediatos que puedes resolver y trata de olvidarte momentáneamente de aquéllos que sean a más largo plazo, déjalos pasar y prométete a ti mismo(a) que te ocuparás de ellos más adelante, cuando te sientas más fuerte y mas seguro(a).

Regla número 7: no reemplaces los cigarrillos por otro hábito que pueda dañino también. Muchas personas calman la tensión que les genera la falta de tabaco comiendo dulces o bocadillos impulsivamente, sin poder parar. Esto tampoco es saludable y en poco tiempo hará que te sientas mal frente al espejo, lo cual puede hacerte recaer. Recuerda que no necesitas nada más que a ti mismo(a) para enfrentarte a las situaciones que te generan tensión, ya sean buenas o malas.

Cuanto antes puedas controlar la ansiedad, mayores serán las posibilidades de éxito en esta tarea.  Si quieres conocer más recomendaciones para aliviar el estrés mientras dejas de fumar, no dejes de leer esta otra columna que publicamos en VidaySalud.com hace un tiempo, en donde el doctor Steven Schroeder, del Centro de Liderazgo para Dejar de Fumar de la Universidad de California nos cuenta su experiencia y nos da más consejos para lograr este objetivo. ¡Ánimo, tú puedes dejar de fumar!


Siete consejos para un corazón sano y una vida más longeva.

25 enero, 2012

 

La Asociación Cardíaca de Estados Unidos ha publicado recientemente en el sitio web de la revista médica Circulation las siete claves básicas para tener una vida más longeva y con un corazón sano:

-No fumar. En lo posible no haber tenido nunca este mal hábito, y si se tuvo, al menos tener un año “libre de humo” para tener un corazón más saludable.

-Tener un índice de masa corporal menor a 25. Es decir, no padecer de sobrepeso ni obesidad.

-Hacer, por lo menos, unos 150 minutos (dos horas y media) de ejercicio moderado o 75 minutos (hora y cuarto) de ejercicio vigoroso a la semana.

-Asegurarse en la dieta  los siguientes elementos: 4 1/2 tazas de fruta y verduras por día; dos raciones de pescado por semana; no beber más de más de 4 tazas y media de bebidas edulcoradas a la semana; tres porciones de cereales ricos en fibra al día; y menos de 1.500 miligramos al día de sal.

-Que el nivel de colesterol en sangre sea inferior a 200.

-Mantener la presión arterial dentro de los valores normales, en menos de 12/8.

-Registrar un nivel de glucosa en ayunas inferior a 100.

“Estos siete factores -si se pueden mantener en situaciones ideales o controlarlas- acaban siendo la fuente de la juventud de su corazón”, dijo el doctor Donald M. Lloyd-Jones, cardiólogo de dicha institución.

“Vivirá más, con más salud y una calidad de vida mucho mejor, con menos medicamentos y menos cuidados médicos”, concluyó.

 


Obesidad, principal causa de los ronquidos

24 enero, 2012

La somnolencia excesiva, segundo trastorno del sueño en el país. Alberto Labra, otorrinolaringólogo de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM, dijo que el exceso de peso explica la alta prevalencia de la enfermedad conocida como apnea obstructiva del sueño, la cual impide el descanso de las personas. 

En México la somnolencia excesiva afecta a 30 por ciento de la población, aunque, a diferencia de lo que ocurre a escala mundial, el principal trastorno del sueño no es el insomnio, sino los causados por problemas respiratorios y éstos, a su vez, son consecuencia del sobrepeso y la obesidad, afirmó Alberto Labra, otorrinolaringólogo de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El exceso de peso corporal, que afecta a 70 por ciento de los adultos y 30 por ciento de la población infantil en el país, explica la alta prevalencia de la enfermedad conocida como apnea obstructiva del sueño (roncar), la cual impide el descanso de las personas y ocasiona que durante el día estén cansadas y con deseos de dormir.

En algunas ocasiones, incluso se duermen, lo que también podría acarrear daños a la salud en el caso de la gente que conduce un automóvil o para quienes tienen una rutina laboral, pues están en peligro de un accidente.

En México, el trastorno del sueño más frecuente son los ronquidos. Alrededor de 45 por ciento de las consultas en la Clínica del Sueño son por ese problema, también conocido como apnea obstructiva del sueño. El sobrepeso provoca cambios en la estructura de la vía respiratoria alta, al grado de que ésta se cierra y el individuo deja de respirar por algunos segundos. Roncar es anormal en cualquier situación y edad, subrayó, de acuerdo con una nota publicada en La Jornada el 8 de diciembre de 2011.

Recomendó que las personas con esta condición deben acudir con el especialista a una clínica del sueño. La de la UNAM se localiza dentro del Hospital General de México, donde también son atendidos menores de edad.

El insomnio es el segundo motivo de consulta en esas unidades médicas y la mayoría tiene origen en una mala higiene del sueño, la cual se da cuando los afectados no tienen horarios estables para dormir, o utilizan la cama para actividades como leer y ver la televisión.

De acuerdo con el experto, las personas que se acuestan y no logran conciliar el sueño caen en prácticas poco saludables, como estar viendo el reloj y angustiarse por la cantidad de tiempo que han pasado despiertas y las pocas horas que les faltan para levantarse.

La primera recomendación para los pacientes es no tener el reloj a la vista y, si deciden leer o ver la televisión por la imposibilidad para dormir, deben sentarse en una silla y regresar a la cama sólo cuando sientan sueño.

Labra destacó que desde la década de 1970 los expertos en la materia presentaron la primera clasificación internacional de trastornos del sueño y hasta hace poco tiempo el tema se ha empezado a abordar en las escuelas de medicina, en el nivel de posgrado.

Al participar en el Seminario sobre enfermedades del sistema nervioso central, convocado por el laboratorio farmacéutico Lundbeck, el experto resaltó que existen alrededor de una centena de trastornos del sueño, entre los cuales están el insomnio, los asociados a afectaciones del ritmo cardiaco, a padecimientos siquiátricos y conductuales. También dormir en exceso puede ser un problema, indicó.

Las causas que los originan varían según la condición de cada individuo, lo mismo que la cantidad de horas que cada uno debe dormir. En general se habla de que son necesarias ocho horas de sueño, pero existen variaciones importantes ligadas a la genética y la edad. Para un bebé están bien 14 horas diarias, mientras para los adultos mayores cinco horas pueden ser suficientes.

http://cienciasalud.com.mx/enfermedades/obesidad-principal-causa-de-los-ronquidos


¿No puedes dormir?

23 enero, 2012

Aunque muchas personas han pasado por la experiencia de pasar una noche ‘en blanco’ sin poder dormir, cuando el insomnio se convierte en una rutina, la hora de ir a la cama también se transforma en suplicio. No obstante, algunos alimentos pueden ayudar a que te relajes y descanses mejor. Descubre su poder y cómo utilizarlos.

“El insomnio es la dificultad que tiene una persona para iniciar o mantener el sueño dentro de los horarios necesitados o deseados”, describe Josep M. Serra Grabulosa, profesor de psiquiatría y psicobiología clínica de la Universidad de Barcelona. Esta molestia afecta a muchas personas. “Aunque puede manifestarse a cualquier edad, es un problema más común entre los adultos y, especialmente, entre la población femenina”, añade Serra.

 El insomnio se produce por muchos factores. “Las causas son varias y diversas, lo cual dificulta su tratamiento. Se trata de un trastorno normalmente asociado con las preocupaciones y la ansiedad de la vida diaria”, agrega Serra. Aparte de los muchos tratamientos médicos posibles, hay algunos remedios que puedes utilizar para conseguir una buena noche de descanso. Entre ellos, vigilar lo que comes.

 Cuidar las cenas

Una norma de oro que no deberías pasar por alto es ir a la cama con hambre, ya que un estómago protestón es el mejor aliado del insomnio. Sin embargo, tampoco es aconsejable comer en exceso, puesto que una cena pesada puede desvelarte por indigestión.

Además, trata de no comer y acostarte inmediatamente. “Las comidas tardías estimulan la acumulación de grasa durante la noche. Es mejor tomar cenas no demasiado pesadas y con una antelación de unas 4 horas antes de ir a dormir”, sugiere el doctor Mark Baugh, doctor en farmacia y autor del libro Sports Nutrition: The Awful Truth.
“Los alimentos altos en carbohidratos y azúcares provocan una sensación de somnolencia al poco tiempo de su consumo, pero deberás tomarlos con medida para evitar que te causen un problema de sobrepeso”, recomienda Baugh.

 Carnes y carbohidratos

Para provocar el sueño hay pocos alimentos mejores que el pavo. Una buena idea es comprar el pavo, cocinarlo, congelarlo dividido en porciones y acostumbrarse a comerlo a la hora de la cena. “Este alimento, caliente o frío (en sándwich, por ejemplo), contiene una sustancia que actúa como antidepresivo en el cerebro y se convierte en serotonina, un neurotransmisor que provoca el sueño”, explica Baugh.

Pero esta sustancia la encuentras en otros alimentos: “Todas las carnes y los huevos contienen serotonina, pero no en tanta cantidad como el pavo. Así es que siempre que consumas carne durante la cena estarás predisponiendo a tu cerebro para el sueño”, continúa.

Además, los carbohidratos complejos como las patatas, la calabaza, el arroz, la pasta y similares, también tienen efectos beneficiosos contra el insomnio. Es más, la combinación de carne con alguno de estos alimentos altos en carbohidratos “te harán caer de sueño”.

¿Qué ocurre con los vegetarianos? Ellos pueden sustituir la carne por tofu o nueces. Notarán los mismos resultados, ya que ambos alimentos tienen nutrientes y propiedades parecidas en muchos aspectos.

 Bebidas para dormir

También hay líquidos que te ayudarán a dormir y otros que son aliados del insomnio. “No beber alcohol y, si se bebe café, hacerlo 4 ó 5 horas antes de ir a la cama ya que, de lo contrario, se interrumpirá el sueño”, recomienda la doctora Rona Allen, experta en nutrición del Olive Leaf Wholeness Center, en Nueva York.
“Otra alternativa, más sencilla pero igual de beneficiosa, es tomar una mezcla de agua caliente y miel de abeja antes de acostarse”, afirma Allen.

Pero no dejes todo en manos de la alimentación. “Cualquier remedio alimenticio será mucho más efectivo si se complementa con una vida más tranquila y otras soluciones como la aromaterapia, el ejercicio físico o un baño de espuma antes de dormir”, asegura Allen.